18 may. 2014

solomillo de cerdo con salsa de albaricoque

Bueno, bueno, bueno. Hacía millones de años (sin exagerar un pelo) que no me tomaba con calma la comida del domingo. ¿No os encanta tener tiempo para hacer un platazo y dejar a todos con la boca abierta?


Está claro que cada uno tiene sus hobbies, pero uno de los míos es la cocina y las náuseas me han impedido disfrutar de él al 100% durante un tiempo. Con este riquísimo solomillo declaro que las náuseas ya son historia, ¡ea!


Ingredientes (2 raciones):
    • 1 solomillo de cerdo (400 grs aproximadamente).
    • 140 grs de mermelada de albaricoque.
    • 20 grs de mantequilla.
    • 20 grs de jerez seco.
    • 1/2 cucharadita de tomillo seco.
    • 1/2 cucharadita de ajo en polvo.
    • 1/4 cucharadita de pimienta negra molida.
    • 1 pizca de sal.


Elaboración:
1. Precalentamos el horno a 175ºC.
2. Mezclamos la mantequilla (a temperatura ambiente) con el tomillo, la pimienta y la sal. Frotamos el solomillo con la pomada resultante y lo metemos en el horno durante 30 minutos en una bandeja con un poquito de aceite para que no se pegue. 
3. Mezclamos en un bol la mermelada de albaricoque, el jerez seco y el ajo en polvo
4. Sacamos el solomillo (una vez terminados los 30 minutos de horneado), lo embadurnamos en la salsa del paso 3 y lo volvemos a hornear 15 minutos más. Podemos abrir el horno un par de veces para repartir bien la salsa, que se irá escurriendo.
5. Volvemos a sacar el solomillo y lo dejamos reposar 5 minutos antes de cortarlo en medallones de unos 2 centímetros de ancho. Servir cubierto de la salsa de albaricoque, que se habrá cocinado en la bandeja.


¿Qué tal? ¿estáis salivando? Porque yo acabo de comérmelo y al escribir el paso-a-paso me han dado ganas de una segunda ración... jajaja. Lo he servido con unas patatas y cebolla morada salteadas a lo pobre, pero en dados en lugar de rodajas. ¡Riquísimo también!

Es una receta muy sencilla y apañada, y además sale bastante bien de precio. ¡Tomad nota!

8 comentarios :

  1. Si que sienta bien tomarse tiempo para cocinar, sorprender y disfrutar¡¡¡Enhorabuena por el embarazo¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Buena pinta tiene este plato :)
    besos

    ResponderEliminar
  3. Hola guapísima !!!! Al leer náuseas, aunque me lo he imaginado, he tenido que rebobinar jaja
    Así que ya de paso vengo leyendo desde los sandwich y pasado por las papas a la importancia y termino con el solomillo. Ala, menudas cosas ricas que tenías puestas y yo sin haberlas visto.
    En fin, tras el babeo ahora llegan las felicitaciones: ENHORABUENA !!!!!
    Una noticia estupenda, y que entendemos si no asomas más la nariz, no te preocupes que seguiremos viniendo.
    Besotes gordos, mi niña, que tengas una feliz semana.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, como las náuseas son por una buena causa, habrá que sobrellevarlas, jejeje.
    Enhorabuena, guapa.
    En cuanto al solomillo, ¿qué puedo decirte?. Que me parece un lujazo de plato, ¡qué cosa más rica, y qué buena presencia tiene!.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  5. Ay chicas, muchísimas gracias por los comments!
    Sois unos soletes :)

    Muaaaas!

    ResponderEliminar
  6. Un 11 sobre 10!! Vaya pedazo de receta, además de las que a mi me gustan. Me encantan las salsas agridulces con la carne. Y el solomillo se presta muy bien a esos sabores, me han gustado mucho los ingredientes, besos!!

    ResponderEliminar
  7. Qué salsa tan fabulosa, vaya pinta tiene!!! Delicia!!! Combina fenomenal con las carnes.

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué bueno! Pues nunca había visto salsa de albaricoque, pero con lo que me gustan las pasas, ciruelas y demás junto a la carne por el punto dulzón que le dan, ¡voy a tener que probarla! Ya de paso voy a visitar las patatas de abajo, que el nombre me ha gustado :P

    Besines

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por pasaros por aquí! Vuestros mensajes son lo que alimentan este blog, así que comentad lo que queráis: dudas, opiniones, piropos... ;)

¡Un besote y gracias por la visita!