3 sept. 2012

Casa Mono, Madrid

El mes pasado fui a cenar con unos amigos a Casa Mono porque nos lo habían recomendado (sí, llevo con este post en borrador desde hace casi un mes...). Me encanta que me faciliten el trabajo de pensar dónde salir a cenar, porque soy súper indecisa y últimamente en Madrid hay muchos sitios nuevos que me gustaría probar.




De entrada ya os digo que el plato fuerte de este sitio es el ambiente y la decoración. Llama muchísimo la atención ya desde fuera, porque tiene ventanas muy grandes y una puerta muy amplia que te dejan ver el interior. Está muy bien decorado y distribuido, es un placer para la vista comer allí.

Lo que ya no es tan genial es la carta. La comida no está mala en absoluto, y de hecho está bastante buena, pero la carta no resulta muy interesante. Vamos, que no hay mucho entre lo que elegir.

Pedimos unas cuantas cosas para compartir entre cinco. Aqui tenéis unas croquetas de jamón ibérico riquísimas y unos huevos rotos con morcilla.


También pedimos un risotto de setas que pintaba muy bien en la carta, y que estaba buenísimo, pero tenía un tamaño que hizo que nos saltara la risa a todos los que lo íbamos a compartir... No es lo normal pedir un risotto para 5 y que realmente dé para dos o tres probaditas por cabeza.

A la altura del risotto la luz ya se estaba esfumando... 

A pesar de todo, os recomiendo que lo probéis para al menos unas copas. ¡Es un ambiente muy agradable y la comida está rica!

31 ago. 2012

ensalada de arroz integral

Cuando tienes que prepararte un tupper 4 días a la semana, acabas por agotar tus ideas y tu paciencia. Esta receta surgió uno de esos días en los que llego a casa y digo "hoy no pienso cocinar nada, me preparo un tupper con lo que pille en la despensa". Y los planetas se alinearon para que encontrara lo necesario para inventarme esta receta.



La verdad es que salió una receta muy rica y perfecta para llevar a la oficina. Yo considero que cualquier plato que no requiera ni cuchillo ni mucho microondas y que no huela demasiado (¡hay que respetar el olfato de los compis!) es perfecto para el trabajo.

Ingredientes (para 2 personas):
    • 1 vasito de arroz integral ya preparado (125 grs)
    • 1 endivia
    • 1 lata de atún al natural
    • 6 palitos de surimi
    • 1/2 lata de maíz dulce
    • 1/2 pepino 
    • Aceite y vinagre 
    • Sal y pimienta
  

Paso a paso:
    Prepara el arroz según las instrucciones del envase. Sácalo del microondas y resérvalo.
    Mezcla en un bol la endivia (cortada en ruedas; evita el corazón de la endivia, que es muy amargo) y el pepino (pelado y cortado en cubitos pequeños), y añade el atún desmigado, el maíz y los palitos de surimi (cortados en rueditas).
    Añade el arroz y remueve junto con el aliño (aceite, vinagre, sal y pimienta).

Sin duda una buena solución para llevar a la oficina y que repetiré de vez en cuando, porque el arroz integral (y el no integral) además de estar buenísimo es sanísimo. ¡He dicho! :D

30 ago. 2012

wraps de ensalada de pollo

He estado investigando mucho en Pinterest últimamente y me han entrado unas ganas locas de hacer wraps. En serio, estos yankees son unos sibaritas. Vale que es un país con mucho sobrepeso y la cuna de la comida basura (bueno, eso no lo sé a ciencia cierta), pero también tienen un puñado de cocineros que saben cómo hacer un buen plato sabroso y saludable.

Finalmente pude hacerme un par de wraps el viernes pasado, que comí sola en casa y tenía unos restos de filetes de pollo a la plancha. ¡Y qué cosa más rica! La receta me dio para hacerme dos para la comida y me sobró un poco más para hacerme otro a la hora de la cena.



Ingredientes (para 3wraps):
    • 3 tortillas de maíz
    • 1/2 manzana pelada y picada
    • Filetes de pollo de sobras
    • 2 tazas de lechuga
    • 2 cucharadas de nueces picadas
    • 1 yogur griego natural sin azúcar
    • 1 cucharadita de mayonesa
    • Sal y pimienta

Paso a paso:
    Pica todos los ingredientes y colócalos en un bol. Agrega el yogur y la mayonesa y remueve todo hasta que quede bien integrado.
    Refrigera el bol durante una hora, para que esté fresquito.
    Colócalo sobre las tortillas de maíz y enróllalas. Yo las sujeté con unos palillos para evitar que se desmontaran... ;)

¿Qué tal? ¿os ha gustado? Espero que lo suficiente como para invertir los 10 minutos que requiere este plato. Si tenéis un día perezoso y queréis comer algo distinto o sorprender a vuestra pareja con una cena rica y ligerita, ¡ésta es la vuestra!

16 ago. 2012

col especiada al estilo indio

Me encanta la col, es una verdura genial e idónea para el calor del verano. El otro día compré una col entera con la intención de hacer unas cuantas rodajas en mi plancha, pero el verano tiene una cosa más a parte del calor: que mis hermanos se van de vacaciones cada uno cuando puede y nunca estamos todos. Traducción: demasiada col.

Así que un día corté unas rodajas y las hice con una pizca de aceite, albahaca y sal en mi plancha, y con lo que sobró preparé al día siguiente esta receta de col rizada especiada. ¡Una pasada! :)

Ingredientes:

    • 500 grs de col rizada
    • 2 dientes de ajo
    • 1 chorrito de zumo de limón
    • 1 cucharada y 1/2 de curry en polvo
    • Ajo en polvo al gusto
    • Pimienta blanca recién molida
    • Sal
    • Aceite

Paso a paso:
    Pica los dientes de ajo en trozos pequeños y échalo en una sartén con un poco de aceite a fuego medio-fuerte.
    Mezcla en un bol la col picada en trozos no muy pequeños junto con otro poquito de aceite, el zumo de limón y el curry. Cuando esté bien integrado, échalo en la sartén y remueve para mezclarlo bien con el ajo. Saltéalo durante 5 minutos.
    Añade el ajo en polvo, la pimienta blanca y la sal. Remueve un poco y añade un vaso de agua. Baja la temperatura a fuego medio y deja que se cocine tapado durante 10 minutos más.
    Aparta la sartén del fuego y deja que se temple un rato. ¡Servir!


Y ya está, es un plato muy facilito. Lo de echar agua en la sartén es genial, yo lo hago a veces cuando hago verduras salteadas para que no se queden demasiado pochadas y blanditas. Es una forma de asegurarse de que se van a cocinar pero que permanecerán crujientes :)

Si no te gusta el curry, puedes disminuir la cantidad utilizada o no utilizarlo, pero te recomiendo que eches al menos una pizca o el plato no tendrá tanta gracia. Me ha parecido un plato muy étnico, jeje. Lo utilizaré como cena ligerita o acompañamiento.

¡Espero que os guste!

15 ago. 2012

en Oporto se come bien

Aaaay, anda que estoy perezosa últimamente con el blog. ¡Ésto no tiene perdón! Así que mientras voy preparando nuevas recetas para compartir, os enseño algunas de las delicias que comí en Oporto este último fin de semana.

Ya os conté que mis vacaciones este año realmente no fueron tal cosa. Tuve que encargarme de tantas tonterías que tenía pendientes que no pude encargarme de ponerme el bikini y relajarme. Pero esta vez sí, y aquí os traigo la prueba:

Comida portuguesa on the go!
 
Mejillones al horno con tomate y cebolla

 
Pulpo al horno (¡ÑAM ÑAM!)


La tienda de la bodega Kopke.


Buffet de desayuno, yeaaah!

  
En serio, la comida portuguesa está riquísima. Sé que debería haber probado el bacalao, pero es algo que ya he probado, y los camareros no paraban de recomendar mejillones y pulpo, jejeje. Por mi genial, ¡me encanta!

Si pensáis pasar por Oporto próximamente, os recomiendo Chez Lapin. De ahí son los mejillones y el pulpo (¡tengo que investigar esa receta!), y con eso seguro que os he convencido ;)

Chao!

29 jul. 2012

pollo Margarita

Durante las vacaciones estuve unos días en casa de mi madre y me empeñé en cocinar algo para toda la familia (que son padres, hermanos y agregados). Como siempre en estas ocasiones, me devané el seso pensando en un plato para la ocasión. El riojano intentaba ayudarme, ¿qué tal una ensalada de patata, lechuga y huevo? Y yo Nooo, ¡tiene que ser algo especial! Vamos, ¡la cantinela de siempre!


Al final decidí optar por un invento espontáneo que he llamado pollo Margarita porque tiene ingredientes muy similares a esta pizza. Me inspiré con una receta de Allrecipes.com que al final no seguí porque no tenía mucho sentido, pero me dio una buena idea. El resultado buenísimo, aunque es de esos platos que hay que comerse en poco tiempo o pierden parte de su gracia. Podría ser un plato único si se hace suficiente, pero yo lo serví con un poco de ensalada.

Ingredientes:
    • 4 pechugas de pollo pequeñas.
    • 2 mozzarellas.
    • 2 tomates maduros.
    • 1 chorrito de vinagre balsámico de Módena.
    • albahaca fresca.
    • pimienta negra recién molida.
    • sal.


Paso a paso:
    Calienta un fondo de aceite en una cacerola baja. Cuando esté a punto, echa el pollo troceado y muévelos con una cuchara de madera para que se dore en todos lados. En cuanto se hayan sellado los trozos de pollo, espolvorea con pimienta negra y sal. Baja la temperatura a media-baja y tapa la cacerola para que se cocine todo durante 20 minutos.

    Corta el tomate en gajos y pica las hojas de albahaca. Cuando termine de hacerse el pollo, mete el tomate y la albahaca junto con el chorrito de vinagre en la cacerola y remueve para que se reparta bien. Vuelve a tapar la cacerola y espera otros 5-10 minutos hasta que se haya incorporado bien.

    Por último, corta la mozzarella en rodajas y colócalas sobre todo lo demás. Vuelve a tapar la cacerola y deja pasar 5 minutos hasta que la mozzarella se haya fundido un poco. Aparta la cacerola del fuego ¡y ya puedes servirlo!
 
Es importante tener paciencia y no subir la temperatura, porque si no se hace demasiado y quedaría un pollo muy seco. Lo bueno es que esta receta suelta una salsita muy rica, así que si se os pasa, podéis aprovecharla ;)

¡Espero que os guste!

27 jul. 2012

vacaciones...

Ay, qué duro es volver de vacaciones. Me lo he pasado tan bien... he hecho tantas cosas... he acabado realmente machacada y ni he llegado a ponerme el bikini, pero han sido vacaciones. ¡No puedo creer lo mucho que tardaron en llegar y lo rápido que se han esfumado! Y entre recado y recado he hecho muchísimas fotos. No quiero empezar a meter de todo en el blog, pero algunas han salido tan bonitas... ¡tengo que compartirlas! :P

Éstas son de cuando fuimos a San Sebastián un día...

Y éstas de cuando fuimos a San Juan de Luz. ¿A que es precioso?

Esta de nuestra visita a las bodegas de Lopez Heredia (Viña Tondonia) en Haro, La Rioja.

Y éstas de la fiesta de los Danzadores de Anghiano, en La Rioja. Es una fiesta en la que los hombres del pueblo se lanzan por una calle adoquinada en cuesta, con unos zancos de madera, dando vueltas, tocando las castañuelas y con un traje muy característico. ¡Impresionante!



Como véis, no hay fotos de comida, lo que es realmente sorprendente... porque cómo he comido. Me he comprado unas zapatillas de correr y un libro sobre cómo empezar y sacarle todo el partido. Pero no os preocupéis, que las fotos de comida están al caer ;)

Vuelvo a la oficina con alegría. Las vacaciones están bien, pero también lo está trabajar y tener una rutina. ¡Ánimo a todos los que estáis con el síndrome post-vacaciones!

11 jul. 2012

mini cheeseburgers

Este domingo me fui de picnic a la Boca del asno, un sitio precioso con riachuelo que está a unos kilómetros de Madrid (realmente no sé cuántos, no soy capaz de quedarme despierta cuando me monto en un coche...). Un planazo, la verdad. Cada pareja llevó un plato, comimos y luego nos tumbamos a la sombra. Yo, además, tuve un encontronazo con una serpiente que acabó conmigo corriendo despavorida y metiéndome en un fanganal. Toda una experiencia de supervivencia :D


El picnic lo organizaron los chicos, y el riojano se comprometió a llevar mini hamburguesas. ¡Se las hice así por su cumpleaños hace un año y se le quedaron grabadas! Así que el sábado por la noche preparamos la carne para las hamburguesas y el domingo a las 8:00 am nos levantamos y las hicimos.

Ingredientes (para 24 mini hamburguesas):
    • 24 mini bollos de hamburguesa
    • 800 grs de carne picada de vacuno
    • 1/2 cebolla picada
    • 1 huevo
    • 1 cucharada de salsa de soja
    • 1 cucharada de ajo en polvo
    • 3 cucharaditas de queso parmesano
    • 2 cucharaditas de orégano
    • 6 lonchas de queso gouda
    • 6 lonchas de queso cheddar americano
    • 1 puñado de lechuga
 
Paso a paso:
 
    Bate el huevo en un bol y añade la salsa de soja, el queso parmesano, el ajo y el orégano. Remueve bien y añade la cebolla y la carne picada.
    Con la ayuda de una espátula o una cuchara de madera, remueve para que todos los ingredientes queden bien integrados en la carne picada. Forma bolitas con la carne y ve colocándolas en una bandeja para luego cocinarlas.
    Calienta una sartén o una plancha eléctrica. Coloca las bolitas de carne, aplánalas un poco y cocínalas unos minutos por cada lado.
    Corta los panecillos por la mitad y coloca en la base unas hojas de lechuga y una loncha de queso. Después coloca la hamburguesa y otra loncha de queso encima. Cierra la hamburguesa y coloca un palillo en el centro para que no se desmonte.
   
Las hamburguesas quedan muy monas y son geniales para llevar a cualquier fiesta, pero si tienes que hacerlas 4 horas antes de que vayan a comerse... casi te aconsejo que hagas otra cosa. Estaban muy buenas, pero es el tipo de cosa que tienes que tomar cuando aún está caliente. la gracia de esta receta es que las hamburguesitas son muy jugosas, pero tras unas horas... no es lo mismo.

Espero que os gusten y las hagáis pronto. ¡No son nada difíciles! :)

7 jul. 2012

Muslitos de pollo con mostaza y miel

La receta de hoy es un pequeño homenaje para el riojano. Aunque yo estoy a plan (¡ya no estoy taaaan lejos de la meta!), no me cuesta demasiado preparar cosas para otros. Espero que la báscula me lo pague con una buena bajada, jeje.

Se me echó el tiempo encima y me quedé sin luz natural... >:(
   
Me encontré esta receta en Pinterest bajo el nombre de man-pleasing chicken (pollo agrada-hombres, traduciendo a lo loco). Tenía muchísimos comentarios de gente diciendo que lo había probado y que era una receta súper sencilla y súper sabrosa, perfecta para esos hombres carnívoros de nuestras vidas (a.k.a., en mi caso, el riojano). Asi que decidí seguir el consejo y probar la receta, aunque yo la retoqué un poco. ¡Y tuvo mucho éxito!

Ingredientes (para dos personas):
  • 4 muslitos de pollo
  • 1/2 vaso de mostaza de Dijon
  • 1/2 vaso de miel
  • 1 cucharada de vinagre de vino blanco
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta blanca

Paso a paso:

    Precalienta el horno a 165ºC y coloca los muslitos de pollo en un recipiente para horno. Espolvoréalos con sal y pimienta blanca.

    Mezcla la mostaza, la miel y el vinagre en un bol pequeño y bate hasta que quede una salsa homogénea y sin grumos. Viértela sobre los muslitos de pollo, asegurándote de que todos quedan cubiertos (esto no significa que haya tanta salsa como para que queden sumergidos).

    Hornea los muslitos durante 40 minutos, dándoles la vuelta a la mitad del tiempo. Cuando pase el tiempo, sácalos  y deja que reposen unos 5 minutos antes de servirlos. Puedes echarles un poquito de romero para servirlos.


 

Lo único espinoso de esta receta es que la salsa se quema en los bordes del recipiente (como podéis ver en la foto), así que yo recomiendo que lo paséis a otro recipiente antes de llevarlo a la mesa. Por lo demás, es una receta rápida y fácil que gustará a la gran mayoría.

Si no te gusta la mostaza, no te preocupes. Yo ya he retocado la receta original para que no lleve tanta, porque aunque me encanta, la mostaza de Dijon es fuerte. Al riojano le ha encantado, y dice que mejor con esas proporciones de miel-mostaza.

¡Ya me contaréis si la habéis probado! :)

5 jul. 2012

dip de aguacate y pimiento del piquillo

El otro día rescaté esta receta de mi primera libreta de cocina y me la llevé a una barbacoa en casa de unos amigos. La hice hace un par de años y gustó tanto que decidí apuntarla. La hice porque ese día me empeñé en llevar algo hecho por mi y decidí montar una salsa/dip con cosas que tenía danzando por la cocina: un aguacate, unos pimientos del piquillo...

No podría ser más fácil, y ahora en verano es perfecto para tomar con patatas o con crudités de verduras. ¡Ñam!
Mirad cómo chupa cámara la mayonesa...
Ingredientes:
    • 1 aguacate
    • 2 pimientos de piquillo
    • 4 quesitos caserío
    • 1 lata pequeña de maiz (o media, si no te gusta demasiado)
    • 2 cucharadas de mayonesa (opcional)
    • 1 pizca de sal

Paso a paso:

Pues eso, todo a la batidora y hasta que quede una mezcla homogénea y suave. Puedes decorarla con un picadillo de maíz, zanahorias, surimi...

¿Qué os parece? Si tenéis dentro de poco alguna fiesta o barbacoa y os piden que llevéis algo de picoteo, un dip es una buena opción. Y si queréis algo sano, ¡ésta es la vuestra!

4 jul. 2012

galletas de jengibre y miel

¡Hoy es el día de la galleta en Twitter! Ayer me hice una cuenta para empezar a seguir a mis bloggeros favoritos y otros sitios de recetas, y a los dos minutos de empezar doy con un aviso de María. ¡Y me entero el día antes! Así que en cuanto salí de la oficina, me puse manos a la obra con estas ginger honey cookies.


Ya había probado otra receta de galletas de jengibre, pero no me habían gustado tanto. Ésta es genial, quizá por la miel que lleva. Siempre he evitado las recetas de repostería que llevasen miel, porque me da mucha pereza manejarla... ¡pero merece la pena!

Ingredientes (para 40 - 50 galletas):
    • 280 grs de harina
    • 2 cucharaditas de jengibre en polvo
    • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
    • 1/2 cucharadita de canela
    • 1 pizca de sal
    • 165 grs de margarina
    • 200 grs de azúcar
    • 1 huevo
    • 1 cucharada de agua
    • 60 ml de miel

Paso a paso:
    Tamiza la harina y mézclala con el bicarbonato, el jengibre, la sal y la canela. Reserva la mezcla en un bol pequeño.
    En un bol grande, bate la margarina y el azúcar. Cuando estén bien integradas, agrega el huevo. Después, y siempre esperando a que se haya formado una pasta suave y homogénea, agrega el agua y la miel. Ve añadiendo poco a poco la mezcla de la harina al bol.
    Monta bolitas con la masa (puedes refrigerarla un rato para que sea más fácil) y espolvorea un poquito de azúcar en cada una. Colócalas en una bandeja de horno y hornéalas a 175ºC (recuerda precalentar el horno) durante 8-10 minutos. Sácalas del horno y deja que se enfríen un rato en la bandeja para luego dejar que terminen de enfriarse del todo en una rejilla.

Hoy no voy a decir que es una receta fácil. Tampoco es difícil, ¿eh? Es normalita, pero darle forma a las galletas ha sido un pequeño reto. Yo he acabado por meter la masa en una manga pastelera y hacer circulitos sobre la bandeja, como si estuviese decorando un cupcake. Pensé que saldrían así, tal cual, pero en el horno la masa se aplana y salen igual que como si hubieses hecho la bolita. Una pena, ¡habrían salido unas galletas preciosas!

Según la receta, deberían salir unas galletas blanditas en el centro. Si eres como yo, preferirás hornearlas un poquito más para que queden crujientes. La forma de no equivocarse es esperar a que las galletas empiecen a ponerse marroncitas (que es muy propio de las galletas de jengibre). 

Espero que os gusten y que hoy hagáis honor al día de la galleta. ¡A zampar! 

3 jul. 2012

ensalada Cottage

Hoy me he preparado una ensalada para llevar mañana a la oficina. Se me ha ocurrido en un momento de inspiración, en la sección de los quesos del supermercado. Me encantan las verduras y me encanta el requesón, así que... la verdad es que la inspiración no me ha pillado precisamente trabajando, jaja.

Además es una receta genial para mi apuesta, parece una opción muy sana y ligerita. También me la imagino con arroz integral o salvaje. ¡Eso tengo que probarlo pronto! ^^

... o con carne de cangrejo. Ñam.

Ingredientes (para 2 personas):
    • 1 pepino mediano
    • 2 zanahorias
    • 3 tallos de apio
    • 1 pimiento rojo
    • 50 grs de maíz dulce
    • 120 grs de requesón
    • 100 grs de champiñones
    • Aceite, y vinagre
    • Sal y albahaca

Paso a paso:
    Trocea todas las verduras y mézclalas en un bol. Desgrana el requesón y agrégalo a las verduras.
    Aliña todo con un poco de aceite, vinagre, sal y albahaca y remueve.
 

Pues ahí está, facil y riquísima. La podéis hacer como acompañamiento o como plato principal. Os la recomiendo ;)

29 jun. 2012

pimientos rellenos

¡Ole, ole y ole! Qué receta más rica me he encontrado en Pinterest (estoy enganchadísima, no paro de encontrar recetas y ponerlas en mi tablón). Es mi nuevo medio para encontrar recetas, y está lleno de propuestas de americanos obsesionados con hacer platos orgánicos y saludables. ¿Sabrán en EEUU que hay términos medios...?

La receta se ha hecho muuuchas veces en infinidad de blogs, pero es la primera vez que yo la hago. Ya sabéis lo que mola hacer una nueva receta, jeje. Además, yo la he modificado un poquito para hacerla más light. En general esta receta lleva arroz (la mayoría de las que he visto lo incluyen), pero me parecía pasarme porque ya llevaba carne picada... y alguna he leído que además lleva alubias pintas. Muy buena pinta, pero tengo un objetivo que cumplir.

Ingredientes (para cuatro):
    • 2 pimientos rojos (cortados longitudinalmente).
    • 300 grs de carne picada (yo he cogido de vacuno).
    • 1 diente de ajo (picado).
    • 30 grs de maíz dulce.
    • 50 grs de champiñones (picados).
    • 50 grs de zanahorias (picadas).
    • 1 cucharada de queso mozzarella rallado por cada medio pimiento.
    • 1 cucharada de queso parmesano por cada medio pimiento.



Paso a paso:

    Enciende el horno a 180ºC y prepara una fuente con una pizca de aceite de oliva.

    Corta los pimientos longitudinalmente en dos, quítales las semillas y lávalos. Échales un poquito de aceite y sal y mételos en el horno mientras preparas el resto de ingredientes.

    Cocina el ajo en un fondo de aceite caliente, en una sartén. Cuando esté dorado y listo añade los champiñones y las zanahorias. Por último añade el maíz y la carne.

    Cuando la carne esté cocinada, salpimenta todo y apártalo del fuego. Saca los pimientos del horno y rellénalos con la carne y verduras. Échale a cada mitad una cucharada de queso rallado (estoy pensando que también iría bien con queso cheddar...) y de parmesano en polvo. Yo he probado a hacer uno solo con el parmesano, para hacerlo más light. ¡También muy rico! Y más crujiente ;)

    Hornea los pimientos durante 20 minutos. ¡Sírvelos y cómetelos!
 
Es una receta facil (me he dado cuenta de que digo eso demasiadas veces en el blog... ¡pero eso es bueno!) y muy resultona. Esta es la versión de dieta y de andar por casa, pero para cuando se la haga a otra persona, añadiré arroz salvaje, aceitunas negras y queso cheddar! Ñam, ñam, ñam...

¿Qué versión te apetece más?

24 jun. 2012

pollo con especias y jugo de lima

El verano es una época difícil. Como ya dije hace unos días, en verano sólo me apetece tomar recetas ligeritas, y a lo largo del verano mis comidas empiezan a perder gracia. Así que me he puesto a buscar inspiración en Pinterest para superar los meses de calor que se nos echan encima, ¡y sin ganar un gramo!

Que además ya os contaré, he hecho una apuesta con mis hermanos para que cada uno de nosotros deje atrás sus vicios... el mío es claramente picar entre horas. Mi objetivo es ponerme a dieta y perder unos kilitos. ¡Deseadme suerte!

He empezado a mentalizarme con esta receta, que me pareció bastante light. ¿A que tiene buena pinta? Os cuento cómo hacerla, que es muy sencillo:

Ingredientes (para cuatro):
    • 1 kilo de pechugas de pollo (troceadas)
    • 2 limas (el jugo)
    • 1 cucharada de tomillo
    • 1/2 cucharada de pimentón dulce
    • 1 cucharada de ajo en polvo
    • 1 pizca de sal
    • 1 pizca de pimienta
    • 1 chorrito de aceite
    • 1 cucharadita de margarina
 
Paso a paso:

    Mezclar las especias en un bol y machacarlas ligeramente para que liberen más sabor y aroma. Agregar el pollo troceado y remover para que la mezcla de las especias cubra todos los trozos por igual.
    Calentar en una sartén a fuego medio-bajo la margarina y el aceite. Cuando esté listo, echar los trozos de pollo y remover para que se hagan por fuera. Después añadimos el zumo de lima y subir un poquito la temperatura (a fuego medio). Remover de vez en cuando hasta que se cocine del todo.
Especiando el pollo.

Se puede servir con un poquito de arroz blanco o integral, o incluso meterlo en una ensalada completita. De esas que llevan muchas cosas (¡me encantan!). ¡Espero que os guste!

22 jun. 2012

zorza gallega

Desde el día que escribí el post de mi visita a O forniño he querido hacer un plato de zorza. Como ya os comenté en ese post, es una tapa muy típica de Galicia, muy sabrosa y, por lo que dice todo el mundo, muy fácil de hacer.

He utilizado la receta de La cocina de Lechuza, que me pareció muy sencillita (y ya de paso recomiendo que visitéis su blog, ¡sobre todo si os gusta la cocina gallega!). La he adaptado un poquito, pero es casi imperceptible. ¡Animáos!

Ingredientes (para cuatro):
  • 1 kilo de lomo de cerdo (troceado)
  • 2 cucharadas de pimentón dulce
  • 3/4 cucharada de pimentón picante
  • 2 dientes de ajo (picado)
  • 1/2 cucharada de orégano
  • 1 puñadito de sal
  • 1 chorrito de aceite

Paso a paso:
    Mezclar todas las especias, la sal y el ajo en un bol. Si tienes mortero, machaca todo un poco. Así las especias liberarán más sabor y aroma.
    Añade a la mezcla un chorrito de aceite y remueve bien para que quede un adobo homogéneo. Agrega los trozos de carne de cerdo y remueve para que la mezcla los cubra a todos por igual.
    Tapa el bol con papel film y mételo en la nevera durante 24 horas para que la carne coja el sabor del adobo.
    Al día siguiente, calienta un poco de aceite (muy poco, con la cantidad del adobo ya casi es suficiente) en una sartén a fuego medio y echa la carne. Cocínala durante 10 minutos o hasta que esté hecha. Deja que se haga a su ritmo para que la carne quede tierna.
        
¡Listo para esperar en la nevera!
Rico, rico... un par de minutos más y listo.

Bueno, ¿está chupado o qué? Excluyendo las 24 horas de espera mientras se macera la carne, lleva unos 20 minutos en total. No hay excusa, hay que probarla. De sabor está genial, aunque quiza no tan buena como la que probé en O forniño. Eso sí, esta es mucho más saludable. ¡No lleva ni una gota de aceite más de lo necesario!



Me ha gustado la receta, aunque me ha quedado la espinita de que mi zorza no es realmente roja... Me ha hecho sospechar si no será que en los restaurantes tiran un poco del colorante rojo... ¡seguiré investigando!