16 jun. 2014

pochas con verdura y jamón

¡Tachán tacháaan! Hoy traigo un rediseño completo del blog. ¿Os gusta? ¡A mi me encanta! Me lo ha hecho una chica genial de la que os hablaré muy pronto, porque es una crack.

También traigo un plato de pochas riojanas, hechas a mi manera según lo que había en mi cocina. ¿Que qué son las pochas? Son unas legumbres riquísimas que se consumen recién recolectadas cuando están maduras, mientras que otras alubias se cocinan rehidratadas (como es el caso de los caparrones). En este caso he utilizado unas de lata porque no es temporada, pero si las podéis conseguir frescas... mejor que mejor.


El sabor y la textura de las pochas es la bomba, tenéis que probarlas. Son mucho más firmes que las alubias de, por ejemplo, una fabada. No por ello mejores, pero no podéis pasar sin hacerlas alguna vez. Vamos, igual que la fabada, jeje. ¡Os van a encantar, os lo prometo!

Ingredientes (2-3 raciones):

  • 1 bote de pochas en conserva para dos.
  • 110 grs de pimiento amarillo (en dados).
  • 150 grs de jamón serrano (en tacos).
  • 1 cebolleta (en tiras).
  • 100 ml de agua.
  • 1 chorrito de aceite de oliva.
  • Sal y pimienta.

Elaboración:

  • Escurrimos las pochas y las calentamos unos minutos en una olla con un poco de agua (hasta cubrir ligeramente las pochas) a fuego medio.
  • Rehogamos la cebolleta en un fondo de aceite a fuego medio-alto. Añadimos el pimiento y, cuando se haya pochado un poco, añadimos también el calabacín.
  • Sazonamos las verduras con sal y pimienta, agregamos el agua y dejamos cocinar unos minutos a fuego medio.
  • Cogemos un tercio de las verduras y su líquido y las trituramos en una batidora de vaso. Después lo volvemos a añadir a la sartén. Escurrimos las pochas ya calientes y las agregamos también a la sartén.
  • Añadimos por último el picadillo de jamón serrano y servimos.

 * Cremosidad: podemos reservar un poco del líquido en el que hemos calentado las pochas para añadirlo también a la sartén, así nos quedarán más cremosas.

* Versión vegetariana: si queréis hacerlas sin jamón, podéis eliminarlo de la lista de ingredientes y sustituir los 100 ml de agua por algún caldo de buen sabor. Lo ideal sería uno de jamón, pero eso tampoco es vegetariano...




 
¿No os parecen súper fáciles? Al riojano y a mí nos han encantado y volveremos a hacerlas pronto. Además, admiten muchísimas variaciones. Yo estoy deseando hacerlas con unas almejas, que seguro que están de lujo... ¡Ya me contaréis!

3 comentarios :

  1. Que pasada de cambio, ha quedado mucho chulo, divertido y todo muy bien organizado, me ha encantado.
    Y este guiso se ve muy rico, que entra estupendamente para el cuerpo, yo aunque haga calor sigo tomando estos platitos tan buenos.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias Natalia!! Me alegro de que te guste tanto como a mí, jeje.
    Tienes que probar a hacer este plato aunque sea con alubia blanca común. Te va a gustar ;)

    Un besote!

    ResponderEliminar
  3. Qué plato más rico!!! Y el diseño del blog muy chulo :)
    besos

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por pasaros por aquí! Vuestros mensajes son lo que alimentan este blog, así que comentad lo que queráis: dudas, opiniones, piropos... ;)

¡Un besote y gracias por la visita!