19 may. 2013

quesadillas de pavo, queso y tomate

¡Volvemos con los desayunos de domingo! Porque para aceptar que hay que volver a la oficina al día siguiente, hace falta un buen desayuno. ¡Sí señor! Así que hoy, rebuscando en la nevera y en la despensa, decidí hacer unas quesadillas básicas de pavo, queso y tomate.



He tenido mono de quesadillas desde que vi el último capítulo de Masterchef, que en la prueba de eliminación tuvieron que hacer un plato con las sobras de un cocido. Lo primero que pensé fue en hacer algo tipo quesadillas, porque con tanta carne... Y fijáos que al final ganó Eva con un plato de fajitas, jeje. ¡No es tan distinto!

Bueno, no me enrollo más. Aquí tenéis la receta, aunque es taaan sencilla que me parece vergonzoso escribirla en formato "sigue mis instrucciones" :P

Ingredientes (para 2 quesadillas):
    • 4 tortillas de fajita
    • 100 ml de pulpa de tomate
    • 200 grs de mozzarella rallada
    • 4 lonchas de pavo

Paso a paso:
    Calentamos una sartén a fuego medio-alto y colocamos una fajita. 
    Cuando empiece a dorarse (no le damos la vuelta todavía) colocamos dos lonchas de pavo y el queso rallado. Cuando comience a derretirse el queso, añadimos unas cucharaditas de pulpa de tomate y tapar con otra fajita.
    Presionamos la fajita hacia abajo para que ligue bien y dejamos que se cocine unos segundos más sin permitir que se queme la fajita de abajo. Pasados unos segundos, le damos la vuelta a la fajita con la ayuda de una espátula y dejamos que se cocine por el otro lado hasta que la segunda fajita quede crujiente.
    Servir en un plato y cortar en cuartos. Consumir en 5 minutos mientras esté calentita.

 
Como podéis ver, estoy desarrollando adicción por las recetas de pocos ingredientes... Así podéis hacerlo en cualquier momento sin complicaros demasiado. ¡Y también vale como cena rápida! :)

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por pasaros por aquí! Vuestros mensajes son lo que alimentan este blog, así que comentad lo que queráis: dudas, opiniones, piropos... ;)

¡Un besote y gracias por la visita!