20 jun. 2014

fritada de boquerón y verduras

He estado investigando y resulta que el pescado azul es buenísimo para todo el mundo, algo que sabréis todos... pero es especialmente bueno durante el embarazo. Por lo visto, mejor si es pequeño porque tiene menos toxinas y cosas raras del entorno, como la sardina o el boquerón.

Así que he ido a la compra y me he traído estos maravillosos boquerones para ser el colmo de las premamás redichas, jeje. ¿Qué os parece? En principio bien, pero aprended de mis errores... ¡y pedid que os los limpien! O compradlos ya envasados y limpitos. Os ahorraréis mucho trabajo.

  Fritada de boquerón y verduras
    2 raciones. Segundo plato / Plato único.

Ingredientes:

  • 500 grs de boquerones frescos.
  • 1 tomate pequeño (en dados).
  • 200 ml tomate triturado.
  • 1/2 pimiento rojo (en tiras).
  • 1/2 cebolla (en tiras).
  • 1 diente de ajo (picado). 
  • 200 grs de calabacín.
  • 10 aceitunas negras (laminadas).

Elaboración:

  • Lavamos y destripamos los boquerones (¡compradlos ya preparadooos!). Los freímos unos segundos por cada lado en una sartén con aceite caliente. Colocarlos en un plato sobre papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.
  • Rehogamos el ajo picadito y la cebolla en otra sartén con un poquito de aceite a fuego medio-alto. Cuando esté todo pochado añadimos el pimiento y rehogamos otros 5 minutos. Por último, agregamos el calabacín y rehogamos 2 minutos más.
  • Incorporamos el tomate picado y le damos un par de vueltas. Añadimos entonces el tomate triturado, bajamos la temperatura y tapamos la sartén. Dejamos que se haga a fuego medio durante unos 8-10 minutos.
  • Añadimos los boquerones y las aceitunas a la sartén y dejamos que se haga otros 5 minutos más.


* Las espinas: si queréis ahorraros las numerosas espinas del boquerón, basta con sustituirlo por unos lomitos de otro pescado azul. Atún, bonito, palometa... hay mucho entre lo que elegir.

* Enharinar los boquerones: suelen enharinarse antes de freir, pero he querido ahorrarme el trajín y las calorías. Yo soy así... podéis decidir vosotros mismos ;)


A mí me ha sorprendido muchísimo el plato. Me apetecía hacer unos boquerones distintos, porque el riojano me los ha cocinado muchas veces al estilo de su tierra (enharinados, fritos y servidos con ajada de pimiento). Riquísimos también, ¡pero a veces hay que innovar!

Espero que os guste y que os chupéis los dedos. La próxima vez lo haré con unos buenos lomos de bonito. ¡Ñaaaam!

2 comentarios :

  1. Pero que plato más bueno, con esto tienes resuelta una cena de lo más llamativa.

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Gracias guapa! Yo lo hice para comer porque me salieron raciones bastante generosas, pero también lo veo como una cena riquísima.

    Un besote!

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por pasaros por aquí! Vuestros mensajes son lo que alimentan este blog, así que comentad lo que queráis: dudas, opiniones, piropos... ;)

¡Un besote y gracias por la visita!