29 ago. 2014

ensalada templada de pollo y calabacín

Soy una enamorada del calabacín. Tanto que ha llegado a ser molesto para algunas personas, podéis preguntarle a mi hermana... jeje. Y por eso se me ocurrió que podría estar guay hacerlo a la plancha y añadirlo a una receta. ¡Y qué éxito! Se ha convertido en el acto en una de mis nuevas ensaladas de cabecera.


También le he metido pollo a la plancha para potenciarla y que valga como plato único. Así comemos ligero y saludable pero "sin hacer tonterías", como se dice en mi casa. Y también me ahorro el trajín de hacer un primero y un segundo, que lo odio. Prefiero currarme un único plato, jajaja. ¿A vosotros os pasa?

27 ago. 2014

pastel de carne y berenjena

El pastel de carne es otro de los platos que más hacía mi madre durante el verano, aunque esta no es su receta. He querido darle un aire distinto incorporando una berenjena, entre otras cosas, ¡y ha quedado genial! Un pastel de carne jugoso y de sabor espectacular (aunque está mal que yo lo diga...).




Ahí va la receta, ¡no tardéis en hacerlo! Y ya me contáis qué os ha parecido. No veáis lo bien que le queda el toque de nuez moscada... ñam.

25 ago. 2014

arroz de guisantes y alcachofas

El arroz es un verdadero tesoro comestible. Da igual la estación, que siempre hay una receta genial para que podamos tomarlo durante todo el año. En otoño un risotto de boletus y trigueros, en verano una paella de mariscos... ¡siempre apetece! ¿O me pasa sólo a mi...?



Hoy traigo mi versión de una receta de Velocidad Cuchara (receta original aquí). En realidad la he adaptado poco porque Rosa es una crack, pero es bastante común que me salte un poco una receta... mmm. Tendré que mirármelo, jeje.

Ha quedado un arroz de lo más sabroso, de verdad. A mí y al riojano nos ha encantado, y eso que minutos antes de servirlo me ha confesado que no le gustan las alcachofas. No tenía ni idea, ¡estaba convencida de que le encantaban! De hecho sólo por eso las tenía en la despensa, porque a mí tampoco me encantan... Supongo que mi padre tenía razón con aquello de que no se conoce realmente a nadie cuando te casas con él, jajaja.

22 ago. 2014

salsa picante de tomate asado

He leído que el picante es buenísimo para la salud, así que, rauda y veloz, he utilizado pimienta cayena en esta riquísima salsa de tomates y hortalizas asadas al horno. ¡Os va a flipar! Muy sabrosa e ideal para dippear, para pasta o arroz blanco, para tostas... y se me ocurre que para llevar a una barbacoa tardía de verano.



He sacado la receta de la web de Smitten Kitchen, uno de mis blogs yankees favoritos. ¡Qué fotazas hace! Me encanta su cocina (la comestible y la merodeable), y cuando vi esta receta me inspiré en el acto. Es muy sencilla y muy versionable. Yo le he añadido la cayena, además de cambiar el jalapeño por un cuarto de pimiento verde normal.

20 ago. 2014

auténticos espaguetis carbonara

La receta de hoy ha sido una petición del riojano. Ha descubierto que la salsa carbonara italiana auténtica no lleva nata ni champiñones, dos cosas que ya no puede tomar, y me ha pedido que se los prepare.



Yo no soy muy de espaguetis, y por eso nunca había investigado la receta original. Sabía que en España vivimos engañados, pero pensaba que la receta auténtica era más aparatosa. No es así, y además es un plato bastante más saludable. ¡Aquí la tenéis!

18 ago. 2014

ensalada de garbanzos

Hoy traigo otra receta 100% veraniega, ¡a pesar de haber utilizado garbanzos! La he visto en mi casa verano tras verano y siempre ha sido un éxito. Sacia sin saturar, algo imprescindible para esta época de calor. Es súper cómodafresquita fácil de hacer. La terminas en 10 minutos (5 minutos si contáis con algún pinche...).



Bueno, que andamos todos con el seso bastante derretido del calor. Yo a estas alturas no soy persona, ¡en serio! El próximo embarazo lo voy a calcular para evitar el verano, que es una época muy mala para tener nada en la barriga, jajaja. Bueno, no me enrollo más... ¡a la receta!

15 ago. 2014

minipizzas mexicanas

Hace un par de meses el riojano tuvo que hacerse unos análisis y resulta que tiene un montón de intolerancias alimenticias. Al principio no recibí muy bien los resultados, porque no paraba de pensar en lo que tendría que eliminar de mi despensa / nevera.... Hablamos de la harina de trigo, el queso (y cualquier forma de lácteo), el vinagre, el azúcar, la levadura... y alguna otra cosa más. ¡La muerte a pellizcos!



Pero el amor ha vencido y he decidido no abandonarle. La salud es lo primero, ¿no? Además es buen enfermo y lleva bastante bien que yo tenga un cajoncito secreto en la nevera donde guardo uno o dos tipos de quesos para mis momentos de debilidad... jejeje.