7 ene. 2014

caparrones con sus sacramentos

Me casé con un riojano y antes o después tenía que pasar... ¡llegó el momento de hacer caparrones! Para quien no haya oído hablar nunca de ello, os explico: es un plato de cuchara tradicional de La Rioja (yo lo llamo fabada riojana) que se hace con la alubia roja de allí y con sus sacramentos: costilla, chorizo, morcilla, etc...

Su elaboración no es complicada, pero si bastante lenta. Si no tenéis paciencia, os aconsejo que la ejercitéis al menos por esta vez, porque el resultado merece la pena. ¡Cucharadas y cucharadas de alubias sabrosísimas con sus sacramentos!

Ingredientes (10 - 12 raciones):
    • 1,200 kgs de caparrones (si pueden ser de Anguiano, mejor).
    • 400 grs de costilla adobada.
    • 200 grs de morcilla de arroz.
    • 200 grs de panceta o tocino entreverado.
    • 400 grs de chorizo.
    • 3 hojas de laurel.
    • 6 dientes de ajo (para el paso 3).
    • 4 dientes de ajo (para el paso 6).
    • 1 cebolla.
    • 1 pimiento choricero grande.
    • Aceite y vinagre de vino.
    • 2 cucharadas de pimentón.
    • Sal.
  
Elaboración:
1. Ponemos los caparrones a remojo en abundante agua durante 12 horas
2. Colamos los caparrones y los ponemos en una olla grande con agua fría a fuego medio-alto hasta que rompa a hervir. Cuando esté hirviendo, los volvemos a colar y volvemos a poner a hervir en agua fría nueva. Repetimos la operación una última vez (en total se debe llevar a ebullición 3 veces).
3. La tercera vez que el agua hierve, echamos las hojas de laurel, los dientes de ajo, la cebolla en seis trozos, el pimiento choricero y sal al gusto. Bajamos el fuego al mínimo y lo dejamos así durante 1 hora, la olla tapada y removiendo de vez en cuando con una cuchara de palo.
4. En una segunda olla ponemos a hervir la costilla, la morcilla, la panceta y los chorizos a fuego medio-alto para que desengrasen antes de incluirlos a los caparrones. Los sacamos al cabo de 20-30 minutos (cuando estén listos) y troceamos todo.
5. Finalizada la hora que se deben cocinar los caparrones, añadimos los sacramentos (la costilla, morcilla, panceta y chorizos) a la olla de los caparrones. Añadimos un poco más de agua si hubiese espesado demasiado* y cocinamos otras 2 horas a fuego lento, removiendo de vez en cuando con una cuchara de palo.
6. En una sartén sofreimos 4 dientes de ajo en abundante aceite. Cuando estén dorados, apartamos la sartén del fuego y añadimos 2 cucharadas de pimentón primero y después un chorrito de vinagre de vino. Cuando queden 15 minutos para finalizar el paso 5, añadimos este sofrito a la olla de los caparrones, removemos y volvemos a tapar.
7. Probamos los caparrones: si están duros, deberemos cocinarlos un poco más a fuego lento hasta que se hagan por completo. Si es necesario, echamos más agua a la olla (si no, podrían quemarse o pegarse a la olla). Si están bien, corregimos de sal y de espesor**. 

* Cantidad de agua: tened en cuenta que en la olla siempre va a estar más liquido que cuando se sirve, porque en el plato se enfría un poco y espesa. Tenedlo en cuenta a lo largo de la receta para que os queden más espesos o más líquidos según cómo os gusten.

** Truquillo: el riojanito me dijo que en los restaurantes quedan muy ricos y con la salsa espesa porque los hacen triturando los caparrones del día anterior y añadiéndolos a la olla. Yo en el paso 7 cogí más o menos 2 tazas de caparrones, líquido de la olla y algunos trozos de cebolla, los trituré y los volví a meter en la olla antes de corregir de sal. ¡Riquísimo!

¿Qué os ha parecido? Para mí, esta receta no tiene precio. El riojanito me dijo que me habían quedado bastante bien y que me quedaba ya poco margen de mejora... ¡qué pelota es! 

Espero que os animéis, yo los preparé el día antes de Reyes y se lo zamparon todo todo y todo en seguida. 
Ah, y ahora sí que sí... a dieta... ;) 

12 comentarios :

  1. jajaja pues si tu riojanito te da la nota alta, no se hable más !!!!
    Doy fe que está muy rica, hubo una etapa de mi vida, en que los cociné bastante. Pero la primera vez que me enfrenté solita en la cocina con ellos....dudaba bastante del resultado. El truco de molerles unos cuantos a la salsa, no falla, y qué cremosidad aporta ¿verdad?.
    De nuevo volvemos a los platos de diario, que los echamos en falta.
    Besotes, mi niña y feliz 2014 !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiii, la primera vez ha sido inquietante, jaja. Iba todo el rato pensando que cómo se me había ocurrido probar a hacerlo primero para 10 personas... ¡incluyendo a un riojano de pura cepa! Pero el resultado me ha encantado :)

      ¡Feliz año a ti también, guapa!

      Eliminar
  2. Buuuf....muy difícil veo esto para mí!! Aun estoy aprendiendo a cocer la pasta (y no exagero ni un pelín!). Me encanta lo bien que explicas tus recetas
    Un besote enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Feliz año, guapa!

      Jajaja, creo que es con bastante la receta más complicada que he subido, pero sobre todo por la cantidad de pasos que tiene. Yo soy más de recetas sencillas y más bien rapiditas, pero con un riojano en casa... no puedo no hacer caparrones de vez en cuando :P

      Besoteee.

      Eliminar
  3. lo que me gustan a mí estos platos de cuchara!..qué pinta más estupenda!...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que son un vicio! Yo creo que los hicieron de elaboración lenta para que no nos los pongamos todos los días, jajaja.
      Besos!

      Eliminar
  4. Hola María cosa bonita!! lo primero feliz año 2.014 y lo mejor para este año.
    oyeeeee mira que este plato a mí marido aunque somos catalanes también le gustaría ehhh, vamos dejaría el plato hasta más limpio del que has fotografiado tú jajajajaja . me encanta y tomo nota a ver si le hago felisss y se las cocino. besoteeeeeeeeeeeeeeee de como agua para chocolate-myriam

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, muchas gracias Myriam!
      Pues házselas a tu marido y que se quede contento, que son una pasada :)

      Un besote y lo mejor para el 2014!

      Eliminar
  5. Al leer tu receta no he podido por menos que sonreír, al leer el nombre del pueblo Anguiano. Y por qué? Es el segundo apellido de mi marido... Jijiji!
    Un abrazo y enhorabuena por la receta.

    ResponderEliminar
  6. Ahora mismo los preparo. He buscado en internet la receta más tradicional y ésta es. Soy un gallego en La Rioja. Nada como conocer lo bueno de cada sitio....¡La comida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombreee, pues has escogido la receta perfecta porque quien la escribe (yo) también es gallega!

      Espero que te salga de diez y que te vaya de lujo por La Rioja, que es una tierra muy chula en la que un gallego seguro que tampoco nota demasiada morriña, jejeje.

      Un besote!

      Eliminar
  7. Aqui un Riojano de pura cepa, la receta no esta mal, pero la casera de verdad no se cuecen aparte los sacramentos, se cuece todo junto. Lo que pasa es que hoy en dia para no comer tanta grasa se cuecen separados, pero te aseguro que no hay nada como hacerlo todo junto, y sobre todo no se os ocurra meter una olla a presion de por medio. Un saludo

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por pasaros por aquí! Vuestros mensajes son lo que alimentan este blog, así que comentad lo que queráis: dudas, opiniones, piropos... ;)

¡Un besote y gracias por la visita!