5 oct. 2011

guiso de carne al vino


Mi madre hace uno de los mejores guisos de carne que he probado en mi vida. Ya sé que todos decimos que nuestra madre es la mejor haciendo un plato en concreto (o varios), pero... en serio, el guiso de mi madre realmente lo es.

Así que el guiso de mi madre es difícil de superar. Algún día le pediré la receta paso por paso, pero esta también está muy bien. Quería hacer ternera guisada al vino tinto, pero no tenía todo lo necesario para la receta (para empezar, en realidad era Rabo de toro guisado al vino tinto...) y acabé haciendo un guiso de carne y guisantes parecido al de mi madre, pero con vino tinto (¡el riojano estará muy orgulloso!).


Ingredientes (4 personas):
    • 600 gr de carne de ternera para guisar.
    • 300 gr de guisantes.
    • 60 gr de zanahoria rallada.
    • 200 ml de vino tinto.
    • 100 ml de agua.
    • 1 puñado de harina de trigo.
    • 3 cucharadas de aceite.

Paso a paso:
    Cortar la carne en pedazos, limpiando la grasa que podamos ir encontrando. Pasamos los trozos por un trapo para secarlos un poco y después los enharinamos.
    Calentamos en una olla el aceite a temperatura media-alta. Cuando esté caliente echamos los trozos de carne y vamos moviéndolos con una cuchara de palo para que se doren bien. Cuando estén ya dorados, los sacamos de la olla y los ponemos en un plato a parte.
    En la misma olla (dejamos el aceite) echamos la zanahoria y los guisantes. Removemos bien para que se mezcle con el aceite, y después añadimos el vino y el agua. En cuanto hierva un poco, bajamos la temperatura a medio-baja y tapamos.
    Cuando haya reducido un poco, volvemos a meter la carne en la olla y dejamos que se haga todo durante unos 30 minutos. Removemos de vez en cuando para que no se haga de más, ¡tiene que conservar la salsa!

Si os gustan los guisos con salsas consistentes, os gustará lo que se me ocurrió hacerle a éste. Pensé que quizá me había pasado con el líquido, así que saqué un poco con un cucharón y lo trituré con un buen puñado de guisantes, también sacados de la olla. ¡Me ha encantado! Una forma sana y rica de darle cuerpo a cualquier cosa, jeje.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por pasaros por aquí! Vuestros mensajes son lo que alimentan este blog, así que comentad lo que queráis: dudas, opiniones, piropos... ;)

¡Un besote y gracias por la visita!