20 jun. 2012

tortas de patata

¿Habéis oído hablar de Panko? Es un pan rallado japonés que estoy viendo cada vez más en blogs y  restaurantes. Parece más crujiente y tostado, y además tiene un aspecto fantástico, pero no lo he visto aún en tiendas. Pero lo que sí tengo es una bolsita de salvado de avena. Llevaba tiempo pensando en que podría utilizarla para rebozar algo, y cuando he visto esta receta en Internet... me he inspirado ;)

A quien le suene a chino el salvado de avena o sencillamente no le guste, lo puede sustituir por pan rallado de toda la vida, que también está buenísimo.

Ingredientes (para 10 mini-tortas):
    • 4 patatas grandes
    • 3 lonchas de bacon
    • 1 cebolleta
    • 1 cucharadita de mostaza de Dijon
    • 35 grs de queso mozzarella rallado.
    • 1 puñado de pan rallado (para rebozar).

Paso a paso:
    Precalentamos el horno a 220ºC y preparamos una bandeja con un trozo de papel de hornear galletas.
    Hervimos las patatas en tacos pequeños durante el tiempo suficiente para que se cocinen de más. Tienen que estar en el punto perfecto para que se puedan machacar sin problema. Yo las hice al vapor durante 25 minutos. Dejar que se enfríen para poder utilizarlas en la receta. Si tienes prisa, mételas un ratito en el congelador.
    En un bol, mezclamos la mozzarella, la mostaza, la cebolleta picada y las lonchas de bacon picadas. Removemos y añadimos las patatas. Con la ayuda de un tenedor, machacamos hasta crear una masa grumosa (como en la foto).
    Formamos las tortas con la mano, las rebozamos y las colocamos en la bandeja. Yo las he hecho de este tamaño, pero también se puede hacer de un tamaño más apropiado para comer de un bocado y convertirlo en un aperitivo genial para invitar a amigos a casa.
    Horneamos las tortas durante 12 minutos por cada lado. Dejar que se enfríen unos 5 minutos y pasar a una fuente. Servir con algo de verdurita y alguna salsa.
      

¡En mi casa ha sido todo un éxito! A mis hermanos les ha encantado. La próxima vez que me junte con amigas para hacer una cena de esas en las que cada una lleva un plato, haré estas tortas de patata. Al riojano también le van a encantar, que es muy de estas cosas.

Además, al estar hechas en el horno, son muy ligeritas. Si lo de la comida ligera no te va, siempre puedes sustituir lo de meterlas en el horno por hacerlas en un grill o sartén con un poco de aceite. O incluso al más puro estilo croqueta, pero entonces aconsejo hacer unas tortas más pequeñitas.

Y por último... ¿estoy mejorando con la fotografía culinaria o qué? :P

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por pasaros por aquí! Vuestros mensajes son lo que alimentan este blog, así que comentad lo que queráis: dudas, opiniones, piropos... ;)

¡Un besote y gracias por la visita!